Close X Captura de pantalla 2017-03-30 a las 16.53.19

Miguel Ángel

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Captura de pantalla 2017-03-30 a las 16.52.36

Miguel Ángel es el alma de Bodegas LuzDivina Amigo. Con su hermano y sus padres, cuidan las viñas que plantaron sus abuelos con una meta en común: mejorar siempre. Le gusta escuchar a Sabina mientras bebe uno de sus vinos en el sofá de su casa y piensa en el futuro de su bodega. No le pide más a la vida.

 

¿Cómo eres y en qué crees que eso afecta a tu vino?

Describirse a uno mismo es difícil. Lo que dicen amigos y familiares de mí es que soy una persona bastante seria y responsable. Cumplidora en el sentido del trabajo. Me gusta hacer las cosas y hacerlas bien. Eso conlleva la palabra “exigencia”. Conmigo mismo y con los que intervienen en nuestro trabajo. También soy una persona con mucho tesón y mucha paciencia. Si quiero lograr algo no desisto a la primera sino que insisto hasta casi ver que no lo puedo conseguir. Pero no por falta de ganas. Y eso se transforma en nuestro vinos. Porque siempre intentamos que sea mejor. No nos conformamos con un estilo de vino. Siempre buscamos los puntos débiles de cada añada para mejorarlos en la siguiente añada. Es una mejora continua. Es la filosofía que intentamos plasmar en nuestro vino.

¿Con qué libro marida bien tu vino?

Más que un libro en concreto, te hablaría de un género literario. Una novela de amor y desamor iría bien con cualquiera de nuestros vinos.

¿En qué película te gustaría ver tu vino?

Una que me gustaría es Pretty Woman. Cuando están en las cenas de gala y encuentros con empresarios en el que los protagonistas y los demás cenan. Me gustaría que estuviese el vino en las mesas.

Describe un gran momento que has vivido con una copa de vino en la mano.

Quizá de mis mejores experiencias con vinos es con alguien con quien tienes mucha amistad o con gente de tu confianza. Y estás en un restaurante en un bar y empiezas a probar cosas nuevas. Y más que por el vino en sí, es por el momento de compartirlo con alguien con quien tienes amistad. No me gusta beber vino solo. Un momento en concreto podría ser cuando nació Dani, el hijo de mi mejor amigo, Javi, del cual yo soy su padrino.

¿Quién te gustaría que fuese un bebedor habitual de tu vino?

Me gustaría que lo bebiese alguien que conozco y que me cae bien, Leo Harlem. Lo conozco personalmente. Es berciano, y me gustaría que bebiese mi vino.

¿En qué mesa te gustaría que se sirviese tu vino?

Me gustaría que se bebiese, compartiese o rubricase con alguno de nuestros vinos, si se pudiese dar el caso, un encuentro en el que se firmase la paz absoluta en el mundo. Me gustaría que estuviese en esa mesa.

¿Con qué canción marida bien tu vino?

Con una de Joaquín Sabina que se llama Y sin embargo. Con ella me bebería un Baloiro Crianza.

Tu rincón favorito, donde te relajas.

En el sofá de la casa de mis padres. Hay un sofá, una tele, un equipo de música. Es una sala grande con un sofá gris y negro. Y ahí me relajo mucho.

¿Cómo sería tu vino si fuese una persona?

Me gustaría que mi vino fuese como soy yo. No sé si sería un hombre o una mujer. Seguro que sería una persona que reunirá todas las características o cualidades de las que a mí me gustaría tener. Me gustaría que sea un vino respetuoso con la gente, paciente, que no sea un vino agresivo, que dure en el tiempo. Que se pueda compartir y que sea profundo. Que no se difumine. Que no defraude. Sería una persona con capacidad de sorprender a la gente para bien.

¿Cómo te gustaría que evolucionase tu bodega?

No me gustaría verla mas grande en tamaño. Me gustaría seguir viendo esa dimensión y ese carácter familiar. Que siga con viñedo propio, que es nuestra filosofía. Y me gustaría que se pudiese mantener viviendo dignamente sin tener que abandonar la filosofía que tenemos. No queremos hacer más litros para vender más a menos precio, sino que se supiese apreciar la calidad, y que diese para mantener dignamente la bodega. Yo he heredado el patrimonio vitícola de la familia, y me gustaría que siguiese el legado familiar. Que la familia siguiese manteniendo esa dimensión de bodega familiar y que puedan vivir dignamente de ello.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Join The Conversation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *